29 oct. 2014

Presentación.

Sumerios
Comienzo la andadura en este blog con la sola intención de compartir, con el que le plazca, mi afición por la Música Clásica.
Para explicar el nombre elegido que titula este blog, habría que remontarse a los orígenes de la civilización. Concretamente a la civilización Sumeria, la antigua región del Oriente Medio que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, situada entre las planicies aluviales de los ríos Éufrates y Tigris.
La Kitara, instrumento parecido a la lira aunque más perfecto, fue considerado como el instrumento nacional sumerio. Ya se le representaba a finales del cuarto milenio pre-cristiano. Se hallaron preciosas kitaras, adornadas con oro, plata y placas de concha con profusión de ilustraciones, en tumbas reales. Estas primitivas kitaras sumerias eran tan grandes que se apoyaban en el suelo (lira de pie sumerio). Su caja de resonancia se construía en forma de toro que era el símbolo de la fertilidad. Más tarde esa forma se estilizó, pero la cabeza de toro quedó como ornamento con barra delantera (columna). El ejecutante se sentaba ante el instrumento y tocaba las cuerdas con ambas manos. En las reproducciones, el número de estas cuerdas oscila entre 4, 5 y 7, y en los instrumentos hallados, también entre 8 y 11. Las cuerdas se aseguraban al travesaño mediante clavijas, y pasaban sobre un puente hacia la caja de resonancia. Están dispuestas con una inclinación hacia el ejecutante, a fin de que éste pudiese alcanzarlas todas. La lira de pie se convirtió luego en lira de mano, cuya primera imagen reproducida procede de la época babilónica (1800 AC).

Kitara