13 sept. 2015

El Compilador

Girolamo Frescobaldi
Hablar de Girolamo Frescobaldi, nacido el 13 de septiembre de 1583, es hablar de uno de los compositores italianos más importantes en la transición que se produjo del renacimiento al barroco musical.
Nacido en Ferrara y alumno del famoso organista y madrigalista Luzzasco Luzzaschi, fue nombrado, por mediación del cardenal Guido Bentivoglio, su protector, organista de la Academia Della Morte de Ferrara, una ciudad que, por aquel entonces, era uno de los centros más progresistas de Europa, con el duque Alfonso II d’Este, gran melómano, a la cabeza. Posteriormente, en 1607, viajaría a los Países Bajos, siendo en Bruselas, la ciudad donde imprimiría su Primer libro de madrigales a cinco voces, música donde puede apreciarse las influencias de Carlo Gesualdo, compositor que estuvo presente en Ferrara, coincidiendo con la época de estudiante de Girolamo.

Obras para Clave
Gustav Leonhardt, clave.

Pero sería en su faceta instrumental, donde alcanzaría renombre internacional. Ricercari e canzone francese (1615), dos libros de Toccate (1615 y 1616) y los Capricci sopra diversi soggetti (1624) son algunos de los títulos de sus colecciones instrumentales.
Casado con Orsola del Pino, con la que tendría cinco hijos, en febrero de 1615, ingresaría al servicio del Duque de Mantua como organista. Al Duque, le dedicaría el libro de Tocatas y partitas de entabladura de cémbalo. Descontento con la acogida que allí le dispensaron, regresó a Roma pocos meses después. 

Messa della Domenica_Fiori Musicali 
Simone Gheller, órgano.

Su estancia en Roma, sólo fue interrumpida entre los años de 1628 y 1634, en los que trabajó en Florencia para Ferdinando de Medici, también tocando el órgano. Fue durante esos años donde compuso sus dos libros de Arie musicali.
En Roma y al cargo de la capilla Julia del Vaticano, como organista, estaría hasta el final de sus días. Contó con discípulos tan importantes como Grassi y Froberger y hasta el mismísimo Johann Sebastian Bach copiaría, para poder estudiar con detenimiento, su música para clave, concretamente su Fiori musicali que data de 1635.
Frescobaldi falleció el 1 de marzo de 1643, siendo enterrado en la Iglesia Romana de los Doce Apóstoles.
Disfrutemos con la música de un compositor que logró sintetizar, de una manera magistral, todos los estilos musicales que le precedieron.